Un libro que huele a almendras amargas: lanzamiento del libro ‘Los médicos de Macondo’

Un día, el médico y antropólogo forense Juan Valentín Fernández de la Gala, fascinado por los personajes y pormenores médicos en la obra de García Márquez, le preguntó a Gonzalo García Barcha, hijo del Nobel de Literatura, qué profesional asesoraba a su padre para sustentar sus historias. La respuesta que le reveló tenía sentido: García Márquez no acudía a un profesional, sino a un equipo de especialistas en las áreas más diversas de la medicina a quienes llamaba a cualquier hora para acortar una muerte o alargar la agonía de un personaje. 

La presencia de la medicina en su obra se palpa en narraciones que incluyen enfermedades extrañas, pestes de olvido, descripciones toxicológicas precisas y autopsias dramáticas. También en la cantidad de profesionales –dentistas, farmaceutas, enfermeros, comadronas, sanadores indígenas, etcétera– y asuntos médicos que transitan por sus páginas.

Ese universo que mezcla ciencia y literatura ha sido ampliamente estudiado por de la Gala en el libro ‘Los médicos de Macondo’, una investigación amena y exhaustiva que la Fundación Gabo acaba de publicar, y que ya ha despertado la curiosidad del público amante de las artes médicas o literarias y el interés de lectores que buscan ahondar en nuevos detalles de la obra de García Márquez. Conversan con el autor el propio Gonzalo García Barcha, diseñador gráfico y miembro de la Junta Directiva de la Fundación Gabo, y la periodista María Jimena Duzán, conductora del pódcast ‘A Fondo’.